domingo, abril 12, 2009

RED


Como les contaba, mi viejo se volvió loco y compró una tele gigante que hace que todos en la casa parezcamos hobbits, y que el otro día viendo 1810 a la Raquel Argandeña le pude contar todas las venas del cuello y la comadre parecía Bárbol (el HD la lleva). La cosa es que uno de los primeros flims que vi fue este que me prestó el Cabezón Gutiérrez, y que me pareció bien la zorra, así que aquí está la minicrítica bien la zorra también, porque corresponde.

Este otro nada que ver en todo caso.

Se trata de un viejito más bueno que Dalai Lama de visita en la fundación Las Rosas el día de la buena onda, y recién empezando a pololear (entero amoroso). Uno obvio que le agarra buena al viejito, sobre todo porque es igual a El Gran Torino, pero buena onda de una y sin necesidad de vechinos que le enseñen la lección de vida. Igual que don Torino, vive solo en la media casa, se le murió la esposa y la cuestión, y el único que lo acompaña es Red, un perrito medio quilterry de esos que tienen cara de abuelito, e igual de buena onda que el caballero, porque todas las mascotas se parecen a sus dueños, si no pregúntenle al perro pekinés de mi tía Charo (parecen hermanos).

El Gran Torino 2: Red Red Wine.

Si no pasara nada malo sería la película más fome de la historia (en todo caso), así que obvio que el viejito parte con Red a pescar y llegan tres gringos pelmazos con una escopeta a hinchar al pobre abuelito. Tratan de asaltarlo pero el viejito no tiene nada valioso, etc. Y no les quiero contar qué pasa, pero uno se acuerda de la película Todos los perritos se van al cielo y las viejas peladoras del pueblo cuando ven pasar al viejito ahora dicen “pobre, no tiene ni perro que le ladre”, y no hay nada que hacerle porque el abuelito no tiene ningún Cementerio Maldito cerca (spoiler).

The Pelmazo Brothers.

Aquí vienen los cinco minutos más tristes de la historia del flim, porque uno de puro verle la cara al pobre viejito sabe lo terriblemente achacado que está, y uno empieza a apretar los dientes de pura rabia contra los gringos pelmazos, y a cruzar los dedos para que el viejito se consiga una hattori-hanzo y vaya mínimo a dejarlos como gringos pelm. (Que los parta en dos po). Eso no pasa, en todo caso (spoiler), y lo único que pasa es que el viejito quiere que puro se haga justicia y nadie lo pesca, ni los carabineros, ni los papás de los gringos pelmazos, ni nadie (todo mal).

Tampoco se pasen los medios rollos, no pasa nada increíblemente la zorra que uno quede en coma zorrístico fliméfilo. Lo que sí pasa es que uno no quiere ni respirar mirando la pantalla (gigante), porque le tiene tremenda buena al viejito y porque no se sabe para dónde va la micro. (Yo creo que no estaba tan metido en algo desde que era feto, y eso no es menor).

Pobrecito.

El que se tiene que ganar el Oscar sí o sí, es el que hace de viejito buena onda. Primero porque es seco, y segundo porque siempre hace de malo. Era el malo en la segunda película de Bourne, en X-Men 2, en Troya, etc. También hacía de papá de la cabra chica de El Aro, así que calculen. Que haga de bueno es como que de pronto Forrest Gump haga de malo, o Gonzalo Valenzuela de ser humano (viva el cambio). También actúa Freddy Krueger pero sin maquillaje de monstruo y la comadre que en Pulp Fiction echaba los medios pericos en el asalto al restorán del principio/final.

La cruz se la regaló su mamá (que es monjita, por si no se acuerdan).

Así que eso. Me gustó caleta esta película, y se la recomiendo a todos los que les gusten los flims con personajes bacanes y bien actuados, pero piola. También se la recomiendo a los que tienen perro y lo quieren, porque uno entiende mucho mejor el drama del pobre viejito, y se emociona heavy. Trescientos quince millones cinco mil dos estrellas y un Doko Award al caballero por aperrado (ejalé).

© Hermes.

4 comentarios:

Cote dijo...

Si wn.. muy buena esta peli.. la vi hace tiempo... y es re triste...

Llaeweth dijo...

Compré por peso, quiero puro verla

(no hay caso, con o sin maquillaje, sea Robert Englund o Freddy Krueger, me CAGO de susto con solo verlo)

Anónimo dijo...

Me encanta RED, pero sufrí mucho cuando la vi. Por qué le hacen esto al más indefenso de todos los personajes en la película. Pobrecito guatón regalón. Me acuerdo y me da pena. Buena Hermes por aperrar con esta cinta. Viva RED

Cabezón Gutiérrez

Dolores dijo...

HOla! buena crítica y la veré porque todo lo que tenga que ver con perritos me gusta... tengo otra re triste, porque me gusta llorar harto en las películas y darme cuenta de mi hueca vida que vivo, "El color de la esperanza" de un niño ciego irakí (creo) la viste??? Saludos para ti.