miércoles, marzo 10, 2010

PROGRAMA DOBLE: HALLOWEEN + HALLOWEEN H20


Esta semana se estrena HALLOWEEN (REMAKE) II, dirigida por ese rockero rastafari tatuado con pinta de vagabundo (Roberto Zombie). Les cuento que cuando la vi casi me morí de puro terror, pero fue porque mientras la veía hubo como siete réplicas malditas y yo estaba más tenso que la faja de la Vivi. La película no salvaba a nadie (sorry).

Lo único bueno es que me acordé de la Halloween antigua. Creo que he hablado ene veces de ella (porque es maestra), pero nunca había escrito una crítica como la gente. Y como quedé con gusto a poco después de ver Remake II, fui y me zampé de un sopetón no sólo Halloween sino además la Halloween II original, y la otra continuación que salva, Halloween Agua (o H20 porque no hay tiempo para escribir los títulos completos, sorry). Y nos fuimos.

HALLOWEEN (1978)

Esta es a toda zorra. Lo primero que uno cacha cuando empieza Halloween es que tiene la Mejor Música Terrorífica de la Historia del Terror (empatada con La Profecía). Y aunque no me crean, es un puro pianito más diabólico que no sé qué. Es como si el pianito tierno y triste de la Teletón se hubiese vuelto loco y saliera a matar a los demás instrumentos musicales con una funda en la cabeza, y le cortara los dedos al pianista cerrando la escotilla justo cuando el otro está aplicando Chopin. Es tan la zorra esta musiquita, que uno se mata de susto viendo puras letras y la típica calabaza con velita. Cáchense:



Después de las letras empieza la cuestión y lo primero que vemos es una escena donde el camarógrafo mata a una comadre. Se ve que el camarógrafo anda sapeando por las ventanas de una casa, y ve que adentro hay una pareja de pololos que quiere puro. El compadre entra a la casa todo piola, y mientras el pololo se vira (la hizo corta), el camarógrafo agarra un cuchillón, le pone una máscara de payaso a la cámara (se ve todo a través de los dos hoyitos) y sube las escaleras. La comadre está en Pelotillehue peinándose, mira a la cámara, se asusta y de pronto zuácate. El camarógrafo agarra a cuchillazos a la pobre, onda Psicosis.

Después de eso el camarógrafo sale a la calle de nuevo y sorpresa, resulta que no era camarógrafo, sino un cabro chico todo paliducho con cara de me mandaron llamar el apoderado. Ni más ni menos que el HERMANO de la pobre comadre que se echó (linda la cuestión).

El hermano del año.

Ahí saltamos no sé cuántos años en el futuro y conocemos al Dr. Calvo, que es el que siquiatra que le ha hecho tratamiento al asesino todo este tiempo. Va con una enfermera al manicomio porque van a trasladar al compadre o no sé qué cosa, y resulta que hay fuga de locos porque se están escapando todos (oh my God!). El Dr. Calvo se urge al tiro, porque cacha que el asesino es más peligroso que no sé qué, pero da lo mismo porque el otro igual se escapa, lo cual es bacán encuentro yo porque si no la película sería muy corta y no salvaría a nadie, y ningún rockero querría hacer el remake, ni siquiera el de Aleste.

Y obvio que el asesino vuelve a su pueblo a seguir agarrando a la gente a cuchillonazo limpio, y a hacer puras cosas que, unidas al pianito diabólico, terminan mandándose una película de terror a toda raja. Ahora no se disfraza de payaso, eso sí, así que uno puede tomárselo en serio y asustarse. Porque de lo que se disfraza el asesino ahora es de El Paliducho, un compadre con mameluco y con máscara blanca inexpresiva con las mechas tiesas que es como el hermano mayor de la comadre que salía en Ojos sin Rostro, y que trabaja de mecánico en una vulca.

Ginzu 2000 es una alpargata.

Igual, si nunca han visto esta cuestión y la ven ahora seguro les va a dar lo mismo y van a decir “Pffft, ni siquiera es sangrienta la lesera, te me caíste, Hermes”, porque siempre que a algún gil no le gusta una película que a mí sí, me caigo (soy como Maggie Simpson). Pero créanme: es un clásico de la historia terrorífica fliméfila universal.

Para que sepan este fue uno de los primeros flims (si es que no el primero) de asesinos con máscara que no mueren nunca y que tienen poderes para desaparecer igual que Batman y los ninjas. Tiene como cincuenta escenas en que un personaje mira por la ventana y ahí está El Paliducho, después miran de nuevo, y el otro se escondió detrás de un tarro de basura. La típica cuestión que se ha visto doscientas millones de veces, pero aquí por primera vez. Cuando era original y daba susto.

También son secos para esconder al Paliducho, y para hacerlo misterioso. Uno nunca sabe qué está pensando el compadre, ni por dónde va a aparecer, y como tiene esa máscara maldita basta que aparezca atrás en una ventana para que uno pegue el tremendo salto. El peliculasta es maestro para aplicar pianito e iluminación terrorífica porque uno aguanta la respiración aunque lo único que esté pasando en la película es la flacuchenta cruzando la calle con hojas de invierno en las calles, aunque los árboles están todos frondosos y verdes porque el cine es mágico.

El Paliducho, esperando que no lo miren para esconderse.

(Ah, la flacuchenta en cuestión es la misma que después hizo de esposa de Schwarzenegger en Mentiras Verdaderas donde era secretaria nerd y después tenía cuerpo de vedette y aprendía a bailar en el caño de puro milagro. Acá no baila en el caño en ningún momento [spoiler], pero sí resulta que es la única que cacha que pasa algo raro porque no tiene pololo ni anda pendiente del snu-snu, como sus amigas).

Bueno como les decía, lo mejor de esta cuestión es que consigue que uno esté tenso todo el rato sin mostrar nada. Por ejemplo en una escena se ve que un par de pololos está poniéndole Wendy, y de pronto ¡BÚ! Pasa una sombra por encima de ellos y no se dan ni cuenta. O una de mis favoritas, cuando el Dr. Calvo va manejando con la enfermera en la noche, de pronto dan una vuelta y ¡OH MY GOD! las luces del auto alumbran a puras personas en camisón blanco paseándose en la noche como zombis (son los locos que se fugaron del manicomio). Por culpa de esta escena maldita, siempre que voy en un auto en el campo de noche me imagino que las luces del auto van a alumbrar a alguien en camisón y me muero de diarrea.


El Dr. Calvo Mackenna.

Al final obvio que es la flacuchenta la que enfrenta al asesino con la ayuda del Dr. Calvo que se las sabe todas, y que es el típico compadre que siempre anda persiguiendo al malo de la película porque lo conoce de antes, como Van Helsing contra Drácula, ese capitán malas pulgas contra Moby Dick o el curita que hace exorcismos contra mi primo Feto.

Hay caleta de partes maestras en el final de esta cuestión, pero las que más me gustan a mí son cuando la comadre está llorando sentada en el suelo después de apuñalar al asesino, pero detrás de ella el maldito se sienta piola y gira la cabeza hacia ella, como si fuera Terminator y sin hacer ni un solo ruido.

El abdominal del terror.

También me gusta cómo sale de las sombras el compadre (uno pega el medio grito), y obvio que me gusta cuando el Dr. Calvo le mete cualquier balazo al asesino y el otro cae por la ventana, pero después el cuerpo no está y el Dr. Calvo en vez de urgirse pone cara de “Yo sabía” (spoilers hasta por si acaso, pero tiene como treinta años la película, maduren).

HALLOWEEN II (1981)

Esta empieza justo después de que termina la uno, y se trata de lo que pasa cuando llevan a la flacuchenta al hospital. O sea, debería llamarse PRIMERO DE NOVIEMBRE, EL DÍA DE LOS SANTOS DIFUNTOS (AL OTRO DÍA DE HALLOWEEN): THE MOVIE (HALLOWEEN II) pero yo cacho que no les cabía en el poster y la hicieron cortita. Igual es fomeque esta cuestión y no estoy ni ahí con criticarla. El único motivo por el que la nombro es para contarles lo que pasa, y así entiendan mejor la que voy a criticar después (H20).

No es tan terrorífico como un consultorio, pero igual.

Resulta que aquí se mandan un Imperio Contraataca y se descubre que la flacuchenta en realidad es la hermana chica de Paliducho (“¡NooooOOooo!”), y por eso el otro tiene tantas ganas de matarla (porque ya mató a una hermana, le falta la otra, plop). A diferencia de lo que pasaba en El Imperio Contraataca eso sí, uno aquí no se emociona, dice salta pal lao y no se la compra, pero al final igual termina aceptándolo. Aunque era mucho más terrorífico cuando el asesino acechaba a la pobre flacuchenta a pito de nada, que es lo que le puede pasar a cualquiera. ¿Ser adoptada, en cambio, porque uno es en realidad la hermana perdida de un loco que está en el manicomio? Menos posibilidades (me tinca).

Bueno la cosa es que el Paliducho llega al hospital, mata a algunos pelmazos que da lo mismo, y al final el Dr. Calvo le dispara, abre la llave de paso del gas y prende un encendedor y explota todo. Igual es bacán cuando sale el Paliducho de entre las llamas quemándose y todo guatón porque así se ve la gente en las películas cuando se incendian. Esa parte me gustó. La cosa es que la flacuchenta sobrevive y queda toda traumada (obvio), y se va.

Después de esta hicieron como dieciocho películas más y eran todas charcha y dan lo mismo. En las otras no sale la flacuchenta ni nadie que importe, el Paliducho mató más gente, etc. Hasta que llegamos por fin a la H20 y esa sí que se merece crítica.

H20: HALLOWEEN VEINTE AÑOS DESPUÉS (THE MOVIE) (1998)

Como ven en la carátula, aquí por fin volvió la flacuchenta. Ahora con pelo corto y con un montón de compadres nuevos incluyendo un afronegrito, la rubia gordita de Dawson’s Creek y el gil de Pearl Harbor que siempre anda con pinta de haberse levantado recién. También volvió El Paliducho y aunque en la carátula se ve gigante, en la película es de tamaño normal no más.

Bueno esta Halloween parte veinte años después de la primera (noo, ¿en serio?) y les recomiendo que si quieren ver estas películas, vean la uno no más y después sáltense al tiro a esta otra. El primer personaje que sale es la enfermera del Dr. Calvo que salía en la uno, cuando los locos se fugaban del manicomio. El único motivo por el que la reconocí fue porque vi los flims de una, y también porque siempre aparece fumando.

Le dan miedo hasta los mormones.

Cuando llega a su casa la enfermera descubre que alguien se metió a intrusear, y resulta que es el Paliducho (ah no si iba a ser Freddy Krueger) que anda buscando a la flacuchenta. Porque la comadre fingió su muerte y se cambió de nombre y todo para que no la encuentre el asesino, pero espérate no más. El Paliducho se roba una carpeta de la enfermera, mata a unos cuantos para practicar, y después parte a buscar a su hermana.

Igual la pobre flacuchenta está para el gato. Resulta que trabaja en un colegio y vive traumada, porque ver Halloween es bacán, pero ser la flacuchenta y vivir Halloween es lo peor. Tiene puras pesadillas en que ve al Paliducho aparecer en todas partes, y más encima tiene que lidiar con la tragedia de ser la mamá del pelmazo de Pearl Harbor. Ella es sobreprotectora porque vive asustada, y él reclama y se hace el bacán yendo al colegio chascón y con el uniforme desordenado, porque es rebelde.

La Dawson y el Pearl, más urgidos que el Feto en su primera comunión.

No esperaba mucho de esta cuestión, pero en la primera escena con la enfermera uno cacha que se viene. Porque es entera entrete la película, y está hecha para que uno grite y lo pase pork. Igual la hicieron en esa época post Scream cuando todas las películas querían ser igual que Scream, y de hecho creo que esta cuestión la escribió el mismo compadre que escribió Scream, porque es fan. Lo bueno es que le salió entretenida y como uno le tiene buena a la flacuchenta se la cree entera y de verdad emociona la escena en que Flacuchenta y Paliducho se encuentran cara a cara (yo grité como si estuviera viendo un partido de fútbol).

-¡CTM!
-¡CLaTuya!

Se nota que esta cuestión la hicieron con amor. Que los peliculastas aman Halloween y otras películas de terror y eso siempre es bueno porque significa que entienden lo que a uno le gusta, porque a ellos les gusta también. Igual se van al chancho con el amor de repente porque meten cosas que distraen y que dan rabia. Por ejemplo:

1.- Cosas repetidas de Halloween: Como las vi pegadas las caché todas. Los diálogos repetidos pero dichos por otros personajes, las mismas canciones en algunas partes, e incluso algunos gestos, como que el Paliducho se siente igual como se sentaba a acechar a la comadre en la primera. Igual es chistoso que se siente siempre igual porque me lo imaginé sentándose así cuando suena el despertador y él se levanta, o cuando hace abdominales.

2.- Cosas repetidas de otras películas: Al principio me gustaban estas cosas pero ahora me molestan un poco, porque con el tiempo me he puesto gruñón. En esta película por ejemplo sale una viejita que es secretaria de la flacuchenta. Uno reconoce al tiro a la viejita porque es la mamá en la vida real de la flacuchenta, y porque es la actriz que hacía de rubia ladrona en Psicosis, pero ahora abuelita en vez de hot. Y no sólo eso sino que además se llama Norma (como el asesino de Psicosis que era Norman), tiene EL MISMO AUTO que tenía en Psicosis y cuando se sube al auto ponen LA MÚSICA de Psicosis. O sea, ¿cómo tanto? Hubiera sido más piola que el peliculasta interrumpiera la escena mirando a la cámara con un letrero "I (corazón) Psicosis". Pero bueno, lo perdono.

3.- El pelmazo de Pearl Harbor: También le echo la culpa a los peliculastas porque ni siquiera lo mataron (spoiler).

¿Spoiler?

Pero de que es buena, es. Ojo que no es ni por si acaso tan la zorra como Halloween, pero es mucho más entretenida que todas las película de asesino que salieron en esa época Post Scream onda Sé lo que hicieron el verano pasado, Leyenda Urbana y Ángel Negro (chilensis). Tiene cualquier escena corre que te pillo, personajes simpáticos (menos el Pearl Harbor), un par de momentos AARGH y un momento en que la Flacuchenta se pone toda Sarah O’Connor y agarra un hacha y dice “¿Tenís mucha sangre, Paliducho? Hasta aquí no más llegaste, gil” (paráfrasis).

Así que eso sería. Quería ponerme al día con la onda Halloween y yo cacho que lo logré. Acuérdense que la uno es maestra (cien billones de estrellas) y la H20 es la más entrete de las continuaciones (trescientos millones quince mil una estrellas). Todas las demás dan lo mismo. Si quieren ver el remake y la segunda parte del remake allá ustedes, pero acuérdense de mi recomendación: Estas dos son las que salvan.

Waa, ¿y dónde me consigo yo estos flims?

Ustedes saben. Le roban la tarjeta al papá, se meten a Amazon a buscar los flims, y los piden a su casilla Hot Express. Después les llega todo rapidito y a la misma casa, ¿qué más quieren? Aprovechen también porque el Bluray de Halloween me salió US$9.99 y sigue en oferta. Ahora como siempre, los lonks de interés:


Acuérdense también que tengo Twitter y que retomé el Interrogatorio Eterno contestando sus preguntas buena onda. ¡Nos Belmont!

© Hermes Antonio, el crítico que no está de acuerdo con robarle la tarjeta de crédito al papá, salvo para emergencias verdaderas (como encargar flims).

9 comentarios:

Romina Olivares dijo...

Se me borro lo que escribí... típico ¬¬... bueno como decia pensé que era la única que amaba esa película de terror que hasta ahora me da miedo cuando paliducho se levanta de zopetón haciendo un abdominal... o cuando lo tiraban por la ventana y uno pensaba ahora si cago este weon y no po estaba más vivo que nunca,hasta ahora viejota me tapo la cara con las sabanas cuando lo veo aparecer... uhhh mufasa...


saludos,

Anónimo dijo...

Wena...

butckus dijo...

Ohh querido Hermes, esta es mi pelicula de suspenso terrorifica favorita, gracias por comentarla, recuerdo que era muy pequeño y una noche de viernes la vi en mi casa, me dio mucho susto, sabe, que aca en mi super negocio de entretencion videojueguistica, puse el intro de la peli que pude ver en su blog, y todos los niños que estaban jugando, dieron vuelta sus cabezas asesinas y pusieron a tararear la melodia, cuatico no?

Hermes dijo...

¡Mufasa! Jajajja. Sí, ese es el sentimiento. Qué bueno que al menos a dos personas le guste Halloween tanto como a mí. Incluiría al señor anónimo pero no sé a qué se refiere con su "wena".

Y don Butckus, ¿qué local tiene usted? Para la próxima les pone una webcam y les tiramos la música de la Profecía o algo así y los dejamos locos.

butckus dijo...

tengo local de videojuegos, poleras de esas que no le gustan a usted negras con los medios estampados en el pecho, gorros, anime, goku sayayines y toda la challa, figuras de peliculas, y montonera de cosas mas, saludos Mr Hermes.

Hermes dijo...

Ah qué bacán su tienda. Me gustan esas tiendas. Sobre todo por los cachureos de películas. ¿Por qué no se tira la dirección? Hágase propaganda, pues. Y ofrézcase un descuentito para los que digan que leen a Hermes o algo así.

butckus dijo...

Bueno Mr Hermes, una promocion sólo pa fanaticos de su persona, 10% de descuento, tienen que mencionar que leen a Hermes en cualquier medio, Twitter, la Zona o la paginita esa de preguntas, direccion Vivar 911 local 6, Tienda El Rincón, Iquique.
Saludos Master.

butckus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
lady_lounge dijo...

"...mas tenso que la faja de la Vivi" me haces tanto reir :D